cancel
Showing results for 
Search instead for 
Did you mean: 
1 Comment
TurboTax Specialist

Primero que nada, merece encomio por querer cumplir con sus deberes civiles.  Hay quienes piensan que si se les paga en efectivo, no tienen que poner estos ingresos en su declaración.  Pero eso no es cierto.  La ley tributaria exige que uno declare todas sus ganancias, especialmente recompensa o ingresos trabajados, sin importar que le pagaron con cheque, con efectivo, o hasta un sistema de intercambio.

 

Ahora bien, cuando le pagan a uno en efectivo por el trabajo que hizo, sin retener una cantidad para pagar los impuestos, entonces a uno se le considera un contratista.  Los contratistas trabajan por su propia cuenta (o sea, no son empleados cuyos ingresos se informan en una Forma W-2).  La mayoría de los contratistas reciben una Forma 1099-MISC que informa de manera sencilla cuántas ganancias han recibido en el año del contratador que los ha contratado. 

 

Ahora bien, trabajar por cuenta propia envuelve riesgos de negocios y a veces considerables gastos, y por lo tanto los contratistas reconcilian sus ingresos y gastos en el Anexo C, lo cual forma parte de la declaración federal (Forma 1040).  Al realizar la reconciliación, lo que sobra de los ingresos después de restar los gastos es tasable o imponible, y hay que pagar dos diferentes impuestos sobre ese dinero.  

 

El primer impuesto se llama el impuesto por trabajadores por su propia cuenta.  Este impuesto es para reemplazar la contribución que hacen los empleados a los planes de Seguro Social y Medicare.  De los empleados (quienes reciben la Forma W-2 al final del año), ya los empleadores han sacado de sus ganancias lo que hay que enviar al gobierno para Seguro Social y Medicare.  Además, le habrán quitado los taxes Federales, estatales, y municipales cuando es aplicable hacerlo.  

 

Pero del contratista no le habrán retenido ninguno de estos impuestos.  Por eso, tal como el contratista ganó el dinero por su propia cuenta, entonces también tiene que pagar estos impuestos por su propia cuenta.  La reconciliación final del año tributario ocurre alrededor del 15 de Abril, la fecha regular de vencimiento para uno presentar su declaración de impuestos y rendir cualquier cantidad de impuestos que todavía debe. 

 

Sin embargo, la ley tributaria exige que uno pague sus impuestos periódicamente, al menos cada trimestre como mínimo.  Claro está, puede ser muy difícil saber a través del año la cantidad exacta que uno debe rendir en su declaración.  Por lo tanto, los pagos trimestrales que rinden los contratistas se llaman pagos   estimados.  

 

Cuando uno es un contratista, debe mantener un registro exacto de sus ganancias y gastos.  Hay que admitir que no todo el mundo lo hace.  En este caso, hay que hacer el mejor cálculo posible.  Pero uno debe rendir su declaración de impuestos y pagar la cantidad calculada.  Hay muchas consecuencias negativas si uno no cumple con sus responsabilidades tributarias. 

 

En fin, sí es posible hacer su declaración de impuestos cuando le han pagado en efectivo, y uno debe hacerlo.  TurboTax y esta comunidad lo considera un honor de ayudarle cumplir con este requisito civil.